Bojayá

Bojayá

Imagen | Marta Juliana Abril

 

Llegaba con la euforia de la vencedora que ondea la bandera,

con el puño preparado para alzarlo.

Caminaba victoriosa hacia la iglesia. Llegaba para dar las gracias, para celebrar la tierra soñada.

Llegaba cantando un futuro mejor, con el paso ligero de las botas que tanto odiaba.

Caminaba impaciente y como alguna otra vez, avanzaba desafiando el rumbo.

Con sus botas ingrávidas, llegaba para darle sentido al fuego, para adormecer a la bestia.

 

Llegaba y ya podía identificar aquello que enreda los pasos.

Ya podía recuperar la gravedad más feroz,

ya podía rozar la espina que brota por los ojos y los dientes.

Ya podía anhelar no haber llegado nunca.

 

Entre vísceras y polvo, la quietud más estridente.

Entre vísceras y polvo, se remueve como quien busca algún sueño insomne, alguna tierra de nadie, alguna verdad.

 

Llegaba con el puño preparado para alzarlo. El mismo puño que ya no es gloria ni es lucha, el mismo que se escurre por el peso de los ojos.

Llegaba para ver los rostros de ceniza enterrando al enemigo a cada paso. Cuerpos sin retorno arrastrando todo el peso de la historia.

Llegaba para no entender nada.

 

Miraba hacia atrás y solo sentía sus botas aplastando un río de cuerpos.

Cuerpos desconocidos y deshechos,

cuerpos, cuerpos y cuerpos.

 

¿Cómo cargar con tanto estómago?

¿Cómo absorber tantos restos?

 

Ya no hay puños ni hay banderas. Solo hay un trato quebrado. No hay latido ni memoria, ni siquiera hay enemigo. No hay vista para la belleza ni piel para el que llega.

Solo quedan cuerpos.

 

 

Leer más en Homonosapiens | Monográfico 1-O: la olla exprés

Categorías: Literaria

Sobre el autor

Cristina Juliana Abril

Cristina tiene necesidades narrativas desde 1991 (Barcelona). Durante su infancia se desahogó escribiendo relatos entre los que destacan: "Cleo", "Baralles inútils", "Las sensaciones", "La estatua parlante", "El invierno en Roma" y "Es va cremar La Vanguardia". Su relectura la ha empujado a retomar la escritura. Marta busca, pega, encuentra y monta cosas. Marta hace collages desde lo que escribe Cristina o Cristina escribe desde los collages de Marta. A Marta y a Cristina les mueve el com-partir.

¿Qué estás pensando?

Tu dirección de correo no será publicada con tu comentario.
Los campos requeridos están marcados*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.