Actuar

Volver a la portada de la web
Actuar

Frankenstein y el mundo de hoy

Imagen|Rebeca Madrid Leer la novela de Mary W. Shelley titulada “Frankenstein”, en su primera edición de 1818, en la que se narra las aventuras y desventuras en la creación de un ser humano extraño, por un doctor que lleva ese nombre, resulta motivador para pensar; una criatura que, además de ser formada con un cuerpo físico deforme y horroroso, posee unos rasgos y comportamientos humanos muy contradictorios y sorprendentes, en los que la bondad y la maldad surgen como reacciones

Actuar

Sobre el pensar y el sentir

Imagen | Rebeca Madrid Es bien sabido que a lo largo de la historia de la filosofía occidental se ha proporcionado una relevancia desproporcionada al pensamiento respecto a las emociones. Un planteamiento que supone, en la mayoría de ocasiones, un predominio del uso de la razón para la toma de decisiones en el ámbito del obrar, y en nuestra vida, desligado de nuestras emociones. Se ha presupuesto que nuestras emociones nos molestan, nos confunden e interfieren en nuestro propio discernimiento.

Actuar

¿Qué le voy a contar yo, que usted no sepa?

No se me olvidará la respuesta que dio en un examen final de Historia uno de mis alumnos del último curso de Bachillerato (entonces se llamaba COU) de un Instituto madrileño, allá por 1986, a la pregunta “Explica en qué consistió la Primera Revolución Industrial”, ni la cara de mi atribulado compañero de evaluación, profesor novel como yo, desarmado por la osadía y desparpajo de nuestro pupilo. La respuesta fue: “¿qué le voy a contar yo, que usted no sepa?”. Una contestación

Actuar

¿Qué soy yo?

Preguntar por la naturaleza humana –en la era de la ciencia y la tecnología– ha de llevarnos con frecuencia a recoger confortablemente los resultados de las ciencias humanas y naturales. Y con ello ya obtendríamos una prolija recopilación de datos acerca de lo que somos. Sin embargo, por muy necesario que esto pueda parecer, por muy conveniente que resulte disponer de la última información registrada por la neurociencia o la antropología, evitando el riesgo de tratar de responder a la

Actuar

Sobre la confusión y la claridad

Imagen| Lucía Naval, “Desocultamiento” La filosofía ha otorgado, desde el inicio de su andadura, un papel clave y constitutivo a la duda, a la que considera imprescindible en la búsqueda de la verdad y de la claridad. Sócrates proclama cuál es la actitud filosófica a través de sus célebres palabras: “Sólo sé que no sé nada“. La filosofía, desde entonces, ha insistido siempre, hasta la saciedad, en que el verdadero conocimiento no puede darse sin el cuestionamiento, la duda, la

Actuar

Amigos y enemigos, esta es la guerra…

Durante una convalecencia de unos días de verano de 1873, Nietzsche (1844-1900) le dictó a un amigo un texto de una densidad e intensidad deslumbrante, Verdad y mentira en sentido extramoral. Ahí se pregunta qué es la verdad y señala provocadoramente que no es más que “un ejército móvil de metáforas, metonimias, antropomorfismos”. Todavía no ha surgido la lingüística de Saussure (1857-1913) ni el llamado “giro lingüístico”, es decir, la conciencia de que nuestra relación cognitiva con la realidad depende

Actuar

8M: Las complacientes

Imagen | Rebeca Madrid 12 de marzo. Han pasado 4 días del 8M, y en España aún se habla de las movilizaciones que antecedieron y tuvieron lugar ese día. Resulta refrescante, frente al monopolio del que ha abusado durante meses el debate territorial, del que pocos no estarán ya hastiados. Las contradicciones de este están ya más que de sobra señaladas, así que podemos, pues, detenernos con delectación en señalar las que han surgido al calor de esta huelga. Y