Leer

Back to homepage
Leer

La intérprete

Y llegó la intérprete[1]. Escondida tras unas enormes gafas de concha, una triste, oronda y menguada figura se detuvo en el quicio de la puerta de la habitación 413 del Hospital Universitario, y su ronca voz traspasó, no sin dificultad, los labios pintados con un carmín desbordante de un intenso color rojo que formaba una especie de costra. “¿Hay algún extranjero aquí?”, espetó a los presentes. Dentro de este extraño lugar, azotado por las huellas que la desidia deja en

Humanamente Leer

Bajo la cueva del 95

En La Argentina cuelgan mangos y naranjas a destajo. Los devoramos con ese sentimiento de urgencia, ese por si acaso donde la naturaleza todo lo puede cambiar. En La Argentina nos hablan de sus tierras, de su supervivencia. Nos hablan del valor de su entorno, de la puerta que se abre, del mal de la explotación y de las ganas de cambio. Con los brazos abiertos, nos hablan de lo que fueron y de lo que pueden ser. Confundidos, asumen

Culturalmente Leer

Más cine-jazz

  Hace unos pocos meses, en esta misma revista, publicaba un artículo sobre las dos películas tal vez más emblemáticas de ese género que podríamos llamar cine-jazz, es decir, Alrededor de la medianoche (1986), del francés Bertrand Tavernier, y Bird (1988), del estadounidense Clint Eastwood. Pues bien, del mismo modo que estas películas nos enseñan que una de las magias del jazz es la capacidad de improvisar a partir de un tema estándar que se somete a infinitas variaciones, hoy

Conscientemente Leer

El valor de elegir: una cuestión de identidad

Hace algún tiempo uno podía afirmar que La Divina comedia, El Quijote, Hamlet o En busca del tiempo perdido, por citar algunos ejemplos, eran mejores que la inmensa mayoría, por no decir todas las obras literarias actuales, y nadie o casi nadie lo ponía en tela de juicio. Desde hace décadas, aproximadamente desde el surgimiento de ese curioso y, a mi entender, pasajero fenómeno denominado la postmodernidad, esa afirmación no sólo no se ha vuelto dudosa, sino también insostenible. Son

Leer

Agosto en tu nariz

  Aquel mes de agosto te quemaste la nariz, me acuerdo bien porque brillaba, parecía una fiera en llamas que quería salir corriendo de tu cara para vengarse del sol. También recuerdo que no fue un buen verano para los tomates, la cosecha se echó a perder y tu abuelo sintió tanta pena al verlos marchitar que jamás volvió a fumar en pipa. Yo quería ser tu abuelo, me asombraban su constancia y la forma en que se sentaba en

Humanamente Leer

esto es para decirte

  Esto es para decirte que guardé tres zanahorias para ti. Las dejé en una bolsa fuera de la nevera, donde me dices, me decías y ya no me dirás que deben estar. Esto es para decirte que creo haberme ido. Esto es para decirte que dejé tres zanahorias para ti.   Tengo muchas cosas por hacer. Tengo que. Son tantas cosas que empezaré por no hacer. Tengo que. Tengo que leer algunos libros sobre las comunidades ancestrales y sus

Culturalmente Leer

Enoch Soames, el hombre que quiso saber si sería inmortal

  ¿Cuántos escritores, convencidos de su genialidad pero que solo han conocido el áspero sabor de la falta de reconocimiento, darían su alma por poder viajar al futuro unas pocas horas y comprobar si, pese a los tristes sinsabores del presente, habrán ganado quizás la gloria del mañana? No en vano, todo escritor fracasado siempre tendrá la esperanza de repetir el caso de Kafka, que creyó firmemente que literatura y vida eran una sola cosa, que vio cómo se agostaba