Literaria

Volver a la portada de la web
Literaria

Tan bella

Imagen| Rebeca Madrid González-Mohino Deposité la mirada en el viejo espejo que yacía en la esquina de la habitación. En él se podía ver a una joven de apenas diecisiete años. Sus verdes ojos lucían hinchados, sus ojeras habían tomado un tono violáceo repugnante y su cabello impedía ver gran parte de su redonda cara. Vestía un largo vestido azulado que ocultaba su gruesa figura. Sentí náuseas. Sus muslos presionaban las costuras de su vestido haciendo que le costase respirar.

Literaria

Sin-sentidos: ¿cómo sabe un tomate?

Imagen | Laura Árbol Los tomates saben a pasado, sólo aquellos que consiguieron mantenerse fieles a sus orígenes tienen presencia en la boca del señorito. Saben a fruta salada, a tormenta de verano con olor a huerta. Saben a imperfección, únicamente los más retorcidos conservan toda su esencia. Tienen familia redondita, exquisita en su forma e iluminada por focos humanoides, pero con un gusto perdido entre cajas de cartón amarillo. Ya no saben quiénes son. Saber a qué sabes es

Literaria

Passer domesticus

Imagen |Rebeca Madrid Tengo miedo de querer ser palabra y ya no tener idioma Solo el del silencio el del dolor el de las aves que vuelan alto lejos arriba solas   Leer más en HomoNoSapiens |Sin-sentidos: ¿a qué sabe un huevo duro?

Literaria

Sin-sentidos: ¿a qué sabe un huevo duro?

Imagen | Laura Árbol  El huevo, ese elemento imprescindible de naturaleza camaleónica. Sus sabores nos informan de un estado de ánimo, nos cuentan una historia. Con los ojos cerrados y un tenedor en la mano, me rindo a esta pieza turgente y ovalada que brilla sin brillar. Trae texturas encontradas, suavidad y firmeza frente a una masa sabrosa. Toques de sal, otros de azufre, el perfume del acompañante. Discreto y elegante, presente sin molestar.   Leer más en HomoNoSapiens |El lector

Literaria

Relato en no

Imagen | Julia Martínez Cano Lánguido afinador de pianos en una pequeña aldea que baña el Támesis (o afinador de almas dos aldeas más abajo, cerca ya de Windsor), nunca fui  –me digo a veces–  intrépido explorador de África en aquellos tiempos oscuros en los que explorar África era aventurarte por tu propio lado oscuro. Por lo tanto  –me digo–  nunca he sabido lo que es un amanecer en Tabora, gran emporio en la vieja ruta comercial de esclavos, o

Literaria Monográfico 1-O

Monográfico 1-O: la olla exprés

Imagen | Craneo Prisma, Cristina Juliana Abril A mi compañera de piso le encanta la olla exprés. A mi compañera de piso le encanta la olla exprés porque todo se cocina muy rápido. A mi me da miedo la olla exprés. Ella se ríe porque le resulta un miedo demasiado irracional y forzadamente ridículo, lo atribuye a mi desconocimiento e inexperiencia en la práctica. Quizás tenga razón. Casi nunca he usado una olla exprés. Las conozco, confieso haberlas visto en

Literaria

Bajo la cueva del 95

En La Argentina cuelgan mangos y naranjas a destajo. Los devoramos con ese sentimiento de urgencia, ese por si acaso donde la naturaleza todo lo puede cambiar. En La Argentina nos hablan de sus tierras, de su supervivencia. Nos hablan del valor de su entorno, de la puerta que se abre, del mal de la explotación y de las ganas de cambio. Con los brazos abiertos, nos hablan de lo que fueron y de lo que pueden ser. Confundidos, asumen